domingo, noviembre 21, 2010

Tango que se parece al amor

Un poco de estrellas, un poco de luna,

Un poco de vino, un poco de mejillas rosadas,

Un poco de piel, un poco de sudor.

Miradas furtivas…

Tango…

El tango que enamora, que enloquece, que atrae con piernas de mujer y brazos de hombre que sostienen al cuerpo de la mujer. Alrededor mío bailaban muchos cuerpos al compás de sensaciones y pasión.

Me quedé apasionada, aunque me dejé pisar por cuántos hombres. Primer hombre, pisadas y tropezones, segundo hombre, baile rápido y mecánico, tercer hombre, cuarto hombre e infinitos hombres…

Se me acerca uno, con sus ojos azulados como el mar, con una sonrisa pícara e insinuante y me extiende la mano y me dejé llevar por su ritmo.

Cómo nos complementamos el uno al otro, mi cuerpo se amoldó perfectamente a su cuerpo, su mano grande tapaba toda mi mano chiquita y la sostenía firmemente. Me miró a los ojos diciéndome que me dejara guiar por él.

Bailamos hasta las estrellas, hasta sobre la luna, bailamos con la embriaguez del vino con las mejillas sonrojadas, bailamos hasta que el sudor se brotara de los poros de nuestras manos y de nuestras espaldas, bailamos con miradas sonrientes y furtivas.

Por primera vez de todas las noches, estuve más sonriente que todos los presentes en esa pista, después de tanto tiempo, me reí tanto que me agoté.

Volví a mi casa, embriagada y me fui a la cama… sola y feliz.

El tango sí que enamora.

3 comentarios:

Ella... dijo...

Qué envidia...
Necesito definitivamente un poco de tango, entonces.

my heart is bloding cause i love dijo...

la verdad ehh de admitir q fuiste muy afortunada a encontrar a un complemento tan exquisito pues con dificultad susede eso y bueno coincido con"" q envidia y wuao a practicar tan seductor ritmo de baile

(Sinestesia) dijo...

Estoy intentando aprender tango ahora que tengo pareja... y realmente creo que sí se parece al amor, muchas veces... Sobre todo cuando mi compañerita... se me viene encima y me pisa torpemente...

Saludos...